Australopithecus

Australopithecus (del latín «australis», del sur, y del griego pithekos, mono) es decir mono del sur, hace referencia a los primeros austrlopithecus descubiertos en Sudáfrica. Las especies de este género habitaron en África desde hace algo más de 4 millones de años hasta hace unos 2 millones de años. La capacidad craneal de la mayoría de especies de Australopithecus era solo algo superior a la de un chimpancé. Eran en su mayoría pequeños y delgados, con una talla de 1,20 a 1,40 metros de estatura. Aunque presentaban muchas características consideradas primitivas, su locomoción era claramente bípeda. En algunas especies existía un marcado dimorfismo sexual, siendo el tamaño de los machos significativamente mayor que el de las hembras. El hombre actual muestra un bajo grado de dimorfismo, siendo los machos en promedio solo un 15% más grandes que las hembras. En Australopithecus, sin embargo, los machos podían ser hasta un 50% mayores. Este hecho hizo pensar incluso que en algunos casos podría suceder que realmente existiesen dos especies distintas con distintas corpulencias.

 

Bipedismo

Se han encontrado pruebas que demuestran de forma fehaciente que los australopithecus eran bípedos

  • Las tibias son distintas según el tipo de locomoción (cuadrúpedo o bípedo). En el hombre, la diáfisis (Parte central) se va ensanchando hasta la epífisis superior o proximal (la articulación de la rodilla). Es distinta de la del chimpancé, que tiene la diáfisis estrecha casi en su totalidad y de repente ancha en la epífisis (dando forma de T, en un cambio brusco). Las tibias de los australopithecus eran similares a las del hombre actual, ya que tiene la diáfisis gradualmente ensanchada.
  • Pelvis típica bípedo, baja verticalmente y ancha en sentido anteroposterior con gran desarrollo del ala del ílion. Sacro corto, ancho y además incurvado en sentido anteroposterior. En chimpancés o gorila es estrecho alargado y plano.
  • La columna vertebral no ha podido ser reconstruida por completo, pero sabemos que las incurvaciones presentan una situación intermedia entre el chimpancé (una sola incurvación) y el humano moderno (de abajo arriba, se incurva hacia delante, luego hacia atrás y luego de nuevo hacia delante), además la orientación del foramen magnum (agujero que se abre en la base del cráneo y conecta la cavidad craneal con la columna vertebral) sería más parecida a la de un humano que a la de un chimpancé. En todo caso parece que este estaba más retrasado que en homínidos posteriores y que sus orientación no era totalmente horizontal lo que provocaría que el cuello y cabeza estuviesen ligeramente inclinadas hacia adelante.
  • Huellas de Laetoli. Las líneas de huellas de homínidos, descubiertas en 1976-1977 por Mary Leakey, Richard Hay y su equipo, están preservadas en ceniza por la erupción de un volcán, Las huellas homínidas fueron producidas por tres individuos, uno caminando sobre las huellas de otro. Todas ellas van en la misma dirección. La importancia de estas huellas es que demuestran que esos homínidos caminaban erectos habitualmente. Los pies no tienen el dedo gordo móvil como los simios, en cambio tienen un arco típico de los humanos modernos. El estudio de estas huellas indican un bipedismo completo (semejante al del hombre moderno), apoyando primero el talón, luego el arco, y finalmente los dedos, haciendo fuerza en estos, especialmente en el dedo gordo para adelantar el cuerpo y separar el pie del suelo. Como en el yacimiento de Laetoli se han encontrado fósiles de australopithecus afarensis con una cronología similar al de las huellas se supone que fueron individuos de esta especie las que las produjeron.

 

 
Comparación mandibula chimpance, australopithecus y humano
Licencia Libre para uso educativo no comercial.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dentición

Aunque los dientes y las mandíbulas presentan similitud con los simios comienza a aparecer también diferencias que lo van acercando a la forma actual. Los caninos se van recudiendo siendo menores que los de los simios. De forma general, sus mandíbulas tenían forma de U estrecha y alargada, unos caninos menos desarrollados y unos premolares y molares más desarrollados. Todo ello indica una variación en la dieta, no comían solo hojas y frutos sino también alimentos más duros. Todo ello hace pensar en un cambio en su hábitat. Un ambiente forestal, aunque menos denso y más abierto que el de sus supuestos antepasados, los Ardipithecus ramidus.

Al comparar los maxilares superiores y las mandíbulas de un chimpancé (Pan troglodytes), A. afarensis y H. sapiens, se puede observar en las series de dientes de los primeros una forma de "U", en los humanos la forma es de "V" abierta y en los A. afarensis la forma es intermedia entre "U" y "V". A parte de la forma de la serie dental es importante observar el tamaño de los caninos. En los chimpancés los caninos son grandes y cónicos, en los humanos son pequeños y en forma de espátula, mientras que en Australopithecus afarensis presentan un tamaño intermedio y ya son espatulados. Sin diastema en la mandíbula inferior.

Diastema: Espacio hueco entre diferentes dientes. Los primeros homínidos se caracterizan por presentar un pequeño diastema entre el canino y el primer premolar inferior para alojar al canino superior

Curiosidades

Australopithecus como víctimas

En esta época eran muy frecuentes los félidos del género Dinophelis y, probablemente, los Australopithecus serían su presa. Existe un cráneo con la marca de dos caninos de este gran carnívoro.

El niño de Taung un especimen infatil de A. Africanus fue posiblemente víctima de un águila (la zona en la que se encontró podría ser un nido de estos grandes animales).

Para saber más

Estatura de Australopithecus.

A. afarensis 3.5-2.9 ma
"Lucy" Hembra: 107-105 cm
Macho: 151 cm
Laetoli: las mayores huellas: 130-149 cm
A. africanus: Hembra: 115 cm / Macho: 138 cm
De manera general, son pequeños y con los brazos largos,existiendo un gran dimorfismo sexual entre especímenes machos y hembras

Volumen cerebral de Australopithecus

Chimpancé: 300/400 cc
A. afarensis: 380-450 cc
A. africanus: 451 cc (425-515)
Los australopitecinos tienen un volumen endocraneal algo superior a los chimpancés

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0