Los actos nerviosos

Las neuronas de un organismo forman numerosos circuitos que originan redes muy complejas. La corriente nerviosa que circula por ellas produce dos tipos de actos:

  • Actos reflejos.
  • Actos voluntarios.

 Actos reflejos o involuntarios

Son rápidos, automáticos, y se realizan sin la acción del cerebro. En un acto reflejo, la información sensitiva sólo llega a la médula espinal, por lo que la respuesta es automática. Son los que se realizan cuando se necesita una respuesta rápida, como quitar la mano cuando nos quemamos.

Arco reflejo
Arco_reflejo.gif (imagen GIF, 586 × 224 píxeles) - Escalado (0%). (s. f.). Recuperado a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/3ESO/Relacor/imagenes/Arco_reflejo.gif Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España

Las respuestas reflejas son muy rápidas, ya que el impulso nervioso recorre el camino más corto posible: desde el lugar donde se recibe el estímulo (receptor) hasta el efector, a través de un circuito neuronal muy simple denominado arco reflejo.

Para realizar un arco reflejo se necesitarán, como mínimo un receptor, una neurona sensitiva, una neurona motora y un efector. Entre la neurona sensitiva y la motora existen una o varias neuronas intercalares (neuronas de asociación) alojadas en la médula espinal.

Arco reflejo
arco.jpg (imagen JPEG, 485 × 358 píxeles) - Escalado (0%). (s. f.). Recuperado a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/3ESO/Relacor/imagenes/arco.jpg Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España

Actos voluntarios

Los actos voluntarios son variados, cambiantes, y más elaborados que los reflejos, y a diferencia de los actos reflejos, en los voluntarios participa el cerebro.

Los actos voluntarios se realizan de un modo consciente y se controlan voluntariamente. Un acto voluntario tiene las siguientes partes:

  • Un receptor capta un estímulo. Esta información se transmite por los nervios sesitivos hasta las astas dorsales (posteriores) de la médula espinal, y de allí, subirá hasta el bulbo raquídeo.
  • En el bulbo raquídeo, la información que llega desde el receptor, se transmite hacia el hemisferio cerebral opuesto al del lado del receptor que ha captado el estímulo.
  • En la corteza cerebral, esta información se hace consciente y se elabora la respuesta.
  • La respuesta originada en la corteza cerebral, se envía a los efectores a través de las astas ventrales (anteriores) de la médula espinal, que serán los encargados de ejecutarla.

No todos los actos coluntarios son consecuencia de la recepción de un estímulo externo, ya que se pueeen producir directamtne en la corteza cerebral sin la necesidad de un estímulo externo.