¿Cuáles son las causas?

Múltiples causas

No hay desencadenantes concretos por los que una persona pueda presentar una capacidad intelectual límite junto a dificultades en su conducta adaptativa antes de los 18 años.

Orígenes variables según el momento

Existen multitud de circunstancias que pueden provocar la aparición de este tipo de discapacidad, según el momento en que lo haga:

  • Antes del nacimiento: puede deberse a problemas de la madre o del feto, como diabetes, desnutrición de la madre, consumo de drogas, exposición a radiaciones, alteraciones de los cromosomas (síndrome de Down, cromosoma X frágil, etc.), alteraciones del sistema nervioso central (como hidrocefalia) o alteraciones del metabolismo (como la fenilcetonuria).
  • Durante el parto: el origen puede estar en traumatismos craneales, algunos partos prematuros, presentación anormal del feto, hemorragia intracraneal, trastornos respiratorios, etc... 
  • Después del nacimiento: algunas posibles causas serían los factores ambientales adversos (falta de estimulación, carencias alimenticias, maltrato físico, etc..), los traumatismos craneales (consecuencia de golpes, caídas, accidentes...), el consumo de determinados productos tóxicos, algunas infecciones (meningitis, encefalitis) y/o trastornos degenerativos (enfermedad de Huntington, Síndrome de Rett, etc...).

La dificultad del diagnóstico precoz

La mayor complicación para la realización de una adecuada atención temprana con ellos es la dificultad para realizar un diagnóstico precoz. Esto se debe a que durante los primeros años de vida, sus dificultades no son evidentes.

Prevención y curación

Las deficiencias perinatales se han convertido en uno de los problemas de salud más importantes, que dan cuenta de casi la quinta parte de las discapacidades. Entre los trastornos perinatales sobresalen los problemas congénitos (14,6% del total), ya sea por alteraciones genéticas (síndrome de Down, hidrocefalia...) o en el período de embarazo (infecciones, enfermedad crónica de la madre, factor RH...) y los problemas en el parto (3,5%), que afectan mucho más a los hombres que a las mujeres.

La Federación Española de Daño Cerebral ha lanzado una nueva publicación sobre Daño Cerebral Adquirido; dirigida a familiares, amigos y cuidadores de personas con daño cerebral. El texto ofrece indicaciones sencillas sobre las diferentes etapas en la evolución del daño cerebral desde los primeros momentos de la lesión.

Al límite: una posición fronteriza


El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, más conocido por sus siglas, CERMI, es la plataforma de representación, defensa y acción de la ciudadanía española con discapacidad.

Este colectivo está formado por más de 3,8 millones de hombres y mujeres, más sus familias, que conscientes de su situación de grupo social desfavorecido, deciden unirse, a través de las organizaciones en las que se agrupan. Quieren avanzar en el reconocimiento de sus derechos y alcanzar la plena ciudadanía en igualdad de derechos y oportunidades con el resto de componentes de la sociedad.

En el número 60 de la revista Cermi.es publicada en septiembre de 2007 se incluyó un reportaje con el título "La posición fronteriza de las personas con inteligencia límite" dedicado a dar luz a los problemas de las personas con esta discapacidad.

"La posición fronteriza de las personas con inteligencia límite"

Con un cociente intelectual entre 70 y 85, las personas con Capacidad de Inteligencia Límite o ‘Borderline’, se enfrentan diariamente a la incomprensión de una sociedad que ni reconoce su discapacidad ni les trata como iguales. Durante la infancia, pasan inadvertidos al considerarlos niños retraídos o vagos, pero es en la adolescencia cuando se empieza a observar una marcada diferencia entre su edad mental y cronológica. Sin medidas que lo solucionen, quedan ubicados en tierra de nadie.

"Vivo en Madrid en un piso con dos personas más, tengo 41 años, trabajo como ordenanza y me gusta mucho el fútbol". Este podría ser el perfil de cualquier persona, pero Luis Vallejo ha tenido que superar muchos obstáculos para conseguir la situación de la que ahora disfruta. Considerado como persona con Capacidad de Inteligencia Límite, ha visto como en muchas ocasiones no se le valoraba lo suficiente o no podía acceder a las mismas oportunidades que los demás. Gracias al apoyo incondicional de su familia y a los programas que desarrolla la Asociación de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual Ligera e Inteligencia Límite (ADISLI), hoy vive en un piso tutelado y puede ganarse un sueldo digno.

"La posición fronteriza de las personas con inteligencia límite". (Pérez I. Cermi.es Septiembre 2007. 30-31)

Obra publicada con Licencia Creative Commons Reconocimiento Compartir igual 4.0