Contenidos

Introducción: La religión en la Antigüedad:

En la Antigüedad existieron religiones muy importantes, como las de Mesopotamia, Egipto, Grecia y Roma.

Las religiones eran politeístas. Tenían mitos y creían en la vida después de la muerte. También construyeron templos donde rendían culto a sus dioses mediante ritos y ceremonias.

Mapa

 

 

Las religiones de la antigua Mesopotamia: 

Las religiones mesopotámicas creían en muchos dioses, que representaban con figura humana.

Cada ciudad tenía su propio dios; Marduk fue el dios de la ciudad de Babilonia y el más importante. El Sol y la Luna también eran considerados dioses.

Abrahán, el primer patriarca de Israel, nació en una ciudad de la antigua Mesopotamia, llamada Ur. 

Mesopotamia

 

 

La religión del antiguo Egipto:

Los antiguos egipcios creían en muchos dioses. Los representaban con figura humana o con cuerpo humano y cabeza de animal. Su dios principal fue Ra, el padre de todos los dioses. El faraón era considerado el hijo de Ra.

Los egipcios creían en la continuidad de la vida después de la muerte. Por ello, momificaban los cadáveres y construyeron grandes tumbas, como las pirámides para los faraones.

Algunos personajes muy importantes del pueblo de Israel vivieron en el antiguo Egipto: Abrahán, Isaac, Jacob, José, Moisés, etc.

 Egipto

 

 

La religión de la Grecia antigua:

Los griegos antiguos creían en muchos dioses, que tenían forma y sentimientos humanos. Se peleaban entre ellos y decidían el futuro de las personas. Zeus era el padre de todos los dioses.

Hace más de 2.500 años, los griegos daban culto a sus dioses en los templos, rezándoles, ofreciéndoles sacrificios y celebrando campeonatos deportivos en su honor.

El campeonato más importante fue el de Olimpia. En esta ciudad se encontraba un santuario dedicado al dios Zeus. Este santuario se hizo muy famoso porque en su recinto tenían lugar los Juegos Olímpicos que se celebraban cada cuatro años en verano. Duraban siete días.

El primer día se dedicaba a las ceremonias de inauguración. Comenzaba con una procesión religiosa al templo de Zeus, encabezada por los jueces de las competiciones, los sacerdotes, los reyes y los gobernadores, seguidos de los atletas.

Al llegar al templo, los atletas se dirigían al altar de Zeus y ante su imagen, con el brazo levantado pronunciaban el juramento sagrado: “Juro comportarme con honor y dignidad. Juro no hacer trampas".

Los cinco días que seguían a la inauguración se dedicaban a las pruebas: lanzamiento de disco y de jabalina, carreras, luchas, salto de longitud, etc.

El último día de las Olimpiadas se dedicaba a la entrega de premios a los vencedores: una corona de ramas de olivo sagrado. Después los vencedores sacrificaban animales en honor de Zeus para darle las gracias por su victoria. Estos animales se servían en un banquete con sus familiares y amigos.

Algunos de los primeros cristianos, como san Pablo, predicaron el mensaje de Jesucristo en ciudades griegas y convirtieron a muchos griegos al cristianismo.

 

Grecia                               Grecia

 

 

La religión de la Roma antigua:

Los romanos creían en cientos de dioses, que consideraban espíritus con poderes especiales. Les rendían culto en los templos y en las casas.

El dios romano más importante era Júpiter, padre de todos los dioses y dios de la luz. Algunos emperadores romanos fueron adorados en vida como dioses.

Muchos de los primeros cristianos, como San Pedro y San Pablo, fueron perseguidos y murieron mártires en roma por negarse a dar culto al emperador.

 

Roma

 

 

Vocabulario

Los mitos son relatos imaginarios que contienen creencias religiosas. Tratan sobre el origen del universo y del ser humano, los dioses, etc.

Momificar es preparar un cadáver para que se conserve sin descomponerse.

Un mártir es una persona que da la vida por defender su fe en Dios.

Un santuario es un recinto sagrado. El santuario de Olimpia comprendía el templo de Zeus, un estadio, un hipódromo, un gimnasio, etc.

En la Antigüedad, un sacrificio era un rito para pedir un favor a un dios o agradecerle algo mediante la muerte de un animal.

 

Obra colocada bajo licencia Creative Commons Attribution Share Alike 3.0 License